Limpieza Facial para una Piel Joven y Hermosa

Limpieza Facial para una Piel Joven y Hermosa

Favor de Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  

limpieza facial profunda paso a pasoAl igual que la ropa y la casa, tu piel necesita de una limpieza diaria para estar radiante. Las cremas y tratamientos cosméticos no penetran si los poros están sucios y llenos de impurezas. Lejos quedan ya los tiempos de nuestras abuelas, en lo que la cara se lavaba con agua y jabón. Ahora disponemos de numerosos productos y técnicas para limpiar el cutis. Muchas veces el presupuesto no alcanza para ir al salón de belleza, pero hay métodos caseros muy efectivos y fáciles de preparar.

La frecuencia con que debes realizar la limpieza facial dependerá de tu tipo de cutis. Las pieles grasas necesitan una sesión por semana para eliminar los puntos negros y espinillas. Para prevenir la acumulación de grasa y toxinas conviene llevar una dieta saludable y beber mucha agua.

Pasos a seguir

A menudo resulta difícil encontrar tiempo para una misma. Pero si te pasas el día dedicada a los demás, ¿por qué no concederle ese rato a tu piel? Sabes que no hay excusas: bastan unos minutos diarios para desmaquillar y limpiar tu rostro. Media hora a la semana es todo lo que necesitas para llevar a cabo una limpieza facial más profunda. Puedes aprovechar para relajarte y escuchar música mientras haces el ritual de belleza.

  • Limpia tu cara con gel o leche limpiadora, utilizando siempre productos adecuados para  tu tipo de piel.
  • Aplícate un exfoliante, realizando movimientos en círculos por todo el rostro, con excepción de la zona de contorno de ojos. Puedes exfoliar con una mezcla con miel o aceite y azúcar.
  • Pon agua a calentar. Cuando empiece a hervir, añádele unas gotas de aceites esenciales (romero, tomillo, lavanda). Coloca tu cara a unos 30 cm sobre el recipiente. Para conservar el vapor y hacer que la limpieza facial sea más efectiva, cúbrete la cabeza con una toalla. Espera diez minutos para que se abran los poros.
  • Presiona suavemente con las yemas de los dedos o un algodón para extraer el sebo y las espinillas.
  • Aplícate una mascarilla purificante, nutritiva o hidratante, según las necesidades de tu piel.
  • Una vez retirada la mascarilla, empapa un algodón en agua de rosas y pásalo por tu cara mediante toques suaves.
  • Realiza un masaje para tonificar y reafirmar la piel. Puedes utilizar aceite de rosa mosqueta o jojoba crema base o serum. Será el complemento óptimo para potenciar la limpieza facial.
  • Una vez retirada la mascarilla, aplícate una crema de día o de noche, según el horario.
  • Si tienes bolsas u ojeras, coloca dos rodajas de pepino sobre los párpados. Utiliza bolsas de té muy frías para cerrar los poros.

Procura no maquillarte hasta el día siguiente para dejar que la piel se renueve y descanse.

Como has podido ver, se trata de un procedimiento económico y fácil de realizar, gracias al cual tu piel se verá hermosa y rejuvenecida.

lifecell ordenar
Adm

You must be logged in to post a comment